jueves, 29 de diciembre de 2016

Booktag: Fin de año 2016





Vi este Booktag en el canal de YouTube de Ensayos de Abril, pero me parece que el creador es Alejo Di Algo, y pues bueno, es el primer Booktag que haré, a ver qué tal:




ENERO
Primer libro que leíste

Nadie se va a reír, Lucía Leonor Enríquez

Disfruté el libro y puedo decir que la advertencia de su título no se cumple, jaja. Me gustó el humor y las situaciones cotidianas que la autora maneja ágilmente. Me gustaría leer más teatro de ella. 



FEBRERO
Libro más corto

Diálogos, Salvador Novo

¡Los $5 mejor invertidos en toda mi vida! Sólo conocía a Salvador Novo de nombre, pero no había leído nada de él, y grandísima y grata sorpresa que me llevé. Un librito con diálogos (como lo indica su título) que me imagino serán para representar teatralmente. Me gustó bastante cómo teje los hilos de sus historias y el humor irónico que maneja. Sin duda me voy a leer algo más de él.



MARZO
Un libro escrito por una mujer

El eterno femenino, Rosario Castellanos


¡Estoy amando a esta mujer! Ya había leído muy pocos fragmentos de sus obras, textitos que me encontraba aquí y allá, pero, tenía muchas muchas ganas de leer algo enteramente de ella. Y se me cumplió al fin, este es el segundo libro que leo de esta fascinante mujer (y sí, presumo, jaja, tengo otros dos esperando "Mujer de palabras" y "Ciudad real"). Este libro es una obra de teatro que se divide en tres actos que giran entorno a Lupita, una mujer que va a casarse y se le viene un vaivén de imágenes de las mujeres que puede ser. Una crítica a la mujer mexicana de siempre, porque aún prevalecen los roles de la mujer que ahí se describen. Reí y pensé bastante con este libro, uno de mis libros favoritos no sólo del año, ¡de la vida!


ABRIL 
Un libro infantil


MAYO 
El mejor personaje mamá

La nana de Balún Canán, Rosario Castellanos

Me parece que la nana no tiene nombre, y para mí es más madre de la niña Argüello que su "verdadera madre". La nana tzeltal le enseña muchas cosas a la niña, sus anécdotas siempre son interesantes y busca -de cierta manera- que sus raíces no se olviden. Me hubiera gustado tener una nana así :(



JUNIO
El mejor personaje papá

¿El papá? de Adriana de Edmundo Valadés (cuento del libro Sólo los sueños y los deseos son inmortales, palomita). 

(Esta sí me hizo pensar) Aunque no está explícito, quiero creer que es el papá quien narra las impresiones que tiene de su hija cuando nace y crece. No es que sea el "mejor papá", pero me dio ternura lo que siente. 



JULIO
Un libro de aventuras

El libro de la imaginación, Edmundo Valadés

Y sigue la admiración por mi Mundito, y aunque este libro es una antología de cuentitos, deja entre ver las influencias y/o gusto del señor Valadés, ahí también se incluyen algunos textos de él, lo cual es muy satisfactorio. Disfruté mucho la antología porque me permitió conocer otros tipos de narrativa alrededor del mundo y en diferentes siglos, y eso, eso es aventura.


AGOSTO
Un libro que suceda en la escuela o donde ésta sea importante


SEPTIEMBRE
Un libro mexicano

El Diosero, Francisco Rojas González

Uuuuuf, otro de mis favoritos del año... me he dado cuenta que me atrae mucho ese género que comparte las creencias indígenas o de la "gente de antes", y justo eso se reúne en este libro. Me acerqué al pensamiento de las diferentes etnias de México través de los cuentos que ahí se narran, lo disfruté muchísimo, e incluso reí. 

Pd. No tengo tona. ¿Qué animal me habrá ido a saludar cuando nací?



OCTUBRE
NOVIEMBRE
Un libro de terror
Un libro donde aparezcan fantasmas o muertos


Carne de ataúd, Bernardo Esquinca

Sólo como dato equis: es el primer libro que leo en el mismo año de su publicación, jojo. 
Fue el único libro del año que leí de este género de misterio, me gustó mucho, los disfruté, me intrigó y spoiler: sufrí por una muerte (que aún me duele). Tenía altas expectativas sobre el libro, que bien fueron cumplidas. El libro trata sobre el origen de la nota roja en México, sobre la nula libertad de expresión que se vivía en el tiempo de Porfirio Díaz y sobre (si no mal recuerdo) el primer asesino serial mexicano. Sangre, locura, muerte y aparecidos.  



DICIEMBRE 
Último libro que leíste

Sólo los sueños y los deseos son inmortales, palomita, Edmundo Valadés


Uuuuuy, un libro que deja al descubierto a un Edmundo que no conocía y que fue placentero encontrar. Los cuentos que aquí aparecen tienen como temas centrales, el sexo, la soledad y el diario vivir, que dan voz al hombre que está en una esquina esperando nada, a los amigos que hablan de mujeres en el autobús, al niño que teme la sensualidad de la noche, entre otros personajes que están presentes alrededor nuestro.  Es aquí cuando Edmundo se atreve a plasmar en escrito tal y como se habla en las calles de la ciudad que recorrió, imprimiendo palabras que en aquellos años, eran muy mal vistas por los moralistas persignados. Lo disfruté muchísimo, y releí y releí pedacitos de texto que se me clavaban como puñales. 



Pd. A ver qué nos depara el 2017, me reconforta saber que ya tengo libros pendientes, y a luchar con esta asquerosa alma consumista, de no comprar más hasta que acabe todos los que tengo pendientes.

martes, 27 de diciembre de 2016

Los prestados



¿Qué fue, 2013, 2014? No me acuerdo, pero de repente vienen a mi memoria esta lista de libros prestados que leí...



                      
             
     

1. El miedo a los animales, Enrique Serna.


Fue un libro que disfruté, creo que el primero como de novela negra que leí, me gustaría tenerlo, para releerlo porque ya no recuerdo mucho, jaja. Ya no he leído otra cosa de Enrique, debería, quizá. (Me acuerdo de una putilla ¿Elsa? ¿Elsita? ¿Cómo era?)



2. El curioso incidente del perro a media noche, Mark Haddon.
    Según mi -muy mala- memoria: El accidente del perro a media noche.

Recuerdo que me pareció interesante al inicio, peeero, siento que al avanzar el libro, también fue cayendo en picada (¿sí se dice así?) y creo que no me gustó el final, ni 2/3 del libro. No sé si debería releerlo.



3. Emilio, los chistes y la muerte, Fabio Morábito.

¡Híjole! Tenía mucha expectativa de ese libro, primeramente por el título y después cuando leí de qué trataba -claro, guiada por la excelente sinopsis que se aventaron-, peeeeero... oh decepción. Creo que es el peor libro que he leído, no entendí el argumento -si es que tiene alguno-, a los personajes, ni siquiera sé cómo chingados describirlo, pero lo pasé muy mal, fue una tortura terminarlo. No he leído nada más de él, y siempre he pensado que se escucha mejor su apellido sin el acento, jaja.



4. El beso de la mujer araña, Manuel Puig.

Taaaaaaal vez, si me lo topara en 2017, ahora sí logre leerlo, porque hace 3 años no pude. No puedo decir que no me gustó, porque se me hizo un libro muy difícil, y desistí. Sin embargo, sí me aventé a leer todos los pies de página, jaja, los cuales me parecieron muy interesantes. Espero, poder leerlo algún día. 



5. La muerte tiene permiso, Edmundo Valadés.

Conocí a Edmundo con este libro y me enamoré totalmente de él, me fascinó su manera de escribir, los temas que aborda, su humor, todo-todo. He tenido la oportunidad de leer 2 libros más de él, y reafirmo por qué me gusta tanto. Dentro del tiempo de préstamo, lo releí y lo leí a los demás.



6. El túnel, Ernesto Sabato. (No sé si lleva acento su apellido).

Rememoro que fue un libro que leí como en un día y que medio me agradó, he escuchado que es un libro muy importante y/o recomendado o que marca vidas, no sé, pero a mí no marcó, jojo, además, no logro recordar muy bien la historia, y tampoco he leído más de él. Venga, pueden lincharme. 



7. El futuro no será de nadie, Óscar de la Borbolla.
8. ¿Te veré en el desayuno?, Guillermo Fadanelli. 


Mmmmmmh, dos libros que tratan más o menos de lo mismo, de las relaciones ¿pseudo-afectivas? situadas en el diario (sobre)vivir, -es que no sé como describirlos, jaja,- y de cómo nos cuestionamos e idealizamos con otros en el ¿amor?, ambos con "finales" de esos que no terminan, y de "quiénsabequéchingadospasó". Los dos estuvieron, como que meh, ¿debería aprender algo de esto? jojo. Creeeeo que de los dos, pasa más el de Óscar, porque es del que tengo más vagos recuerdos que el de Fadanelli. De de la Borbolla, he leído Las vocales malditas, y ese, ese sí es muy bueno, eh. 



PD. Voy a buscar entre mis mugreros las listillas de autores que me interesaba leer, a ver qué me encuentro.

martes, 20 de diciembre de 2016

Pa'l año que entra






Espero no volverme a mentir otra 
                                                     
                                                otra

                                                 otra

                                                 otra vez

                                                                 diciéndome que voy a leer más mujeres.
                                

Las Surrealistas (3)


Remedios Varo (1908 - 1963)
  pintora


Resultado de imagen para remedios varo





Resultado de imagen para remedios varo pinturas



Resultado de imagen para remedios varo pinturas


Resultado de imagen para remedios varo pinturas


Resultado de imagen para remedios varo pinturas


lunes, 12 de diciembre de 2016

Al fin te leí




1976



No sé cuantos años pasaron para poder tener este libro en mis manos, recién termino de leerlo y pues, Mundito -sé que es una falta de respeto llamarlo así, pero es que ayñ-, no me has defraudado. 




... ¿quién sabe si esta otra mitad de la vida en que creemos estar despiertos, no es sino un sueño un diferente el primero, del que despertamos cuando creemos dormir?

Pascal





¿Qué es un fantasma?, preguntó Stephen. Un hombre que se ha desvanecido hasta ser impalpable -por muerte, por ausencia, por cambio de costumbres.

James Joyce: Ulises





El Ángel de la guarda le susurró a Fabián, por detrás del hombro.
-¡Cuidado, Fabián! Está dispuesto que mueras en cuanto pronuncies la palabra zangolotino.
-¿Zangolotino? -pregunta Fabián azorado.
Y muere.

Enrique Anderson Imbert





Y luego había el niño de nueve años que mató a sus padres y le pidió al juez clemencia porque él era un huérfano.

Carlos Monsiváis




Propongo unas nubes que viajen contra el viento, un reloj accionado por una marea y un método para alimentarse por la nariz.

Nicanor Parra





Murió en el destierro; le tocaron, como a todos los hombres, malos tiempos en que vivir. 

Jorge Luis Borges





El hombre de un momento pretérito ha vivido, pero no vive ni vivirá; el hombre de un momento futuro vivirá, pero no ha vivido ni vive; el hombre del presente vive, pero no ha vivido ni vivirá.

El Visuddhimagga






Pd. Leí la edición de la imagen.
Pd. 1. Lo conseguí en Donceles, CDMX. 
Pd. 2. Jamás hubiera imaginado que tú, Joselito, serías quien me regalara éste libro tan deseado, gracias infinitas por cumplirme este añejado capricho.
Pd. 3. Joselito me regaló otro libro -que no conocía de Edmundo- y que encontramos también en Donceles, se llama "Solo los sueños y los deseos son inmortales, palomita", a ver qué tal.

domingo, 23 de octubre de 2016

Más mujeres y un pozol







Revisando los escasos libros que ocupan uno de mis estantes, me doy cuenta -una vez más- que no he cumplido mi reto de leer a mujeres, la mayoría de los libros que tengo son de autores, y necesito leer a más mujeres, ya que sólo he leído vagamente fragmentos de unas y otras, pero no las he leído realmente como  he deseado y propuesto. 

Espero que las deudas recién adquiridas y mi doloroso salario de maestra rural, me permitan comprar libros -por lo menos de viejo- y ahora sí poder balancear el estante entre autores y autoras. 

Justo leo Balún Canán de Rosario Castellanos, y sólo sé que necesito un pozol, un tamalito y un rebozo para leer más a gusto, y haber tenido una nana tzeltal.

lunes, 3 de octubre de 2016

Las Surrealistas (1)




Rosa Rolanda (1895 - 1970)
  bailarina, pintora, fotógrafa y actriz













































Todo sobre ella fue obtenido de la chulísima página: 



Más que "pre", clásico que:



¿Dónde quedó mi pinche archivo 
de frases del libro de Amparán?

Yo, ahorita.

domingo, 2 de octubre de 2016

A 48 del 68


Habría que lavar no sólo el piso; 
la memoria. 


Habría que quitarles 
los ojos a los que vimos, 



asesinar también a los deudos, 



que nadie llore, que no haya más testigos. 


Pero la sangre echa raíces 


y crece como un árbol en el tiempo. 


La sangre en el cemento, en las paredes,

 

en una enredadera: nos salpica, 


nos moja de vergüenza.

JAIME SABINES